viernes, 27 de julio de 2012

Ese Horrible Monstruo Llamado Hulk.


Admirado por unos, denostado por otros, el dr. Banner tuvo que sufrir la chapuza de un mal equipo de seguridad y un diseño experimental realmente malo, que no incluía un botón de abortar. Todo para salvar a un niñato llamado Rick Jones que no tenía otra cosa mejor que hacer para demostrar que  la tenía más grande que colarse en el área de pruebas de un arma de destrucción masiva. 

Éste fue el primer tebeo de superhéroes que leí en color.



Bueno, pues como ya sabéis, el chaval se salvó y el bueno de Bruce tuvo que cascarla el resto de su vida, encima sin poder desahogarse con un par de gritos o un puñetazo en la mesa porque "no nos gustaria verlo enfadado". Que ya me gustaría verlo delante de las noticias en la actual situación en la que nos econtramos., pero en fin...











La Masa, de Herb Trimpe. Para mí la definitiva.
El hecho es que esta historia que todos conocemos fue una de las que han pasado a formar parte del imaginario moderno; el tipo y el monstruo, Jeckyll y Hyde, lo bueno y lo malo. ¿Y esto por qué? Pues porque, en cierta manera, todos llevamos un Hulk dentro que nos da miedo mostrar. La Masa, como a muchos aún nos gusta llamarlo, era una referencia de poder  y a la vez de  incomprensión, porque todo a lo que aspiraba esta criatura era a que lo dejarán en paz. Sabiéndose distinto, buscaba la tranquilidad que solo proporciona la soledad del desierto. Pero ahí también molesta, así que mandemos al  ejército encabezado por "Trueno Ross", porque tal fuerza de la naturaleza no puede campar a sus anchas y, por tanto, debe ser supervisada y controloda por el hombre; en otro claro ejemplo de la humildad que caracteriza a nuestra especie. Pero eso sí. Para aquellos amantes de las buenas maneras a ultranza y lo políticamente correcto, todo bajo la atenta mirada de un psicólogo de contrastado prestigio, que para más inri, comparte fuerza y pelo verde con el monstruo y viste como una estrella del rock barata; para empatizar mejor.


Todo un ejemplo de una buena historia ya que, al igual que en otras que hemos leído o visto en la pantalla, encontramos demasiadas similitudes con la realidad que nos rodea. Aunque tú y yo sabemos que el monstruo es el bueno. Los malos no siempre se muestran con un cuchillo entre los dientes y una pata de palo. Últimamente acostumbran a vestir de Armani.






martes, 24 de julio de 2012

La Pobre de Gwen.


Bueno, pues ya he podido verla al fin. Casi nunca puedo acudir a los estrenos y, además, en ellos suele haber demasiada gente con lo que es mucho más difícil conseguir un buen asiento.

 Tras el estreno de Los Vengadores, película que dio, da y dará mucho de qué hablar, era importante mentalizarse de que esto era otra cosa. De lo contrario, corrías el riesgo de pasar hasta un mal rato.

Pero el caso es que, una vez realizado el trabajo de mentalización, nos sentamos frente a la pantalla y nos dejamos conducir a través de la historia. Historia que, salvo por el asunto final de las grúas, me parece bastante correcta.

La interpretación de Andrew Garfield como Peter Parker / Spiderman tiene muy buenos momentos hasta que se vuelve repetitiva. Como Spiderman, se introduce un aspecto importante en el personaje poco desarrollado en otras películas como es el de la incontinencia verbal en las luchas; posiblemente un mecanismo inconsciente de defensa para superar el miedo de arriesgar la vida a diario contra todo tipo de amenazas. Por cierto, el monopatín se lo podían haber ahorrado.

Emma Stone como el adorable primer amor de Peter Parker.















Con todo, en mi opinión, lo mejor de la peli es la interpretación de Martin Sheen como el tío Ben y, sobre todo,  Emma Stone como una adorable Gwen Stacy. Esta chica nos devuelve el encanto de un personaje ¿olvidado? rescatado por Bendis en Ultimate Spiderman, aunque con ciertas diferencias, claro. Solo viendo  a esta chica ya pasas un buen rato en el cine, si obviamos la escena-copia-homenaje de Alien.

En fin, se nota que el director esta lejos de tener el conocimiento y dominio del Universo Marvel de Joss Whedon, pero no es tiempo ni dinero perdido el acudir a verla. Yo me lo pasé bien.


miércoles, 18 de julio de 2012

El Regreso del Hijo Pródigo.






Vuestro blogger con J.H. Williams III.
Convulsión en el mundo del cómic, diría yo. Se ha anunciado recientemente en la Comic Con de San Diego el regreso de Neil Gaiman a Sandman. Como puede verse, de la parte gráfica se encargará J.H. Williams III, excelente dibujante entre cuyas obras más significativas encontramos Batwoman o Promethea; ésta última junto a otro genio inglés: Alan Moore. Por lo que sé, se trata de una miniserie en la que se nos narrará cómo fue capturado Morfeo; punto de arranque de la colección que todos hemos leído. Estamos impacientes por incarle el diente.



martes, 17 de julio de 2012

La que está cayendo.


Qué os voy a decir. Solo se me ocurren dos cosas.

 La primera la dijo Albert Einstein: "En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto."


 














Ante tantísima rata, ha llegado el  momento de los auténticos héroes.Todos juntos seremos capaces de superar esta crisis que, lejos de ser económica como nos venden, pasa por la recuperación de unos valores y una ética profunda que siempre hemos llevado dentro. Ánimo.



domingo, 15 de julio de 2012

Internet no es el problema.

En numerosas ocasiones hemos escuchado referido a éste y a otros medios que el "mal uso" de Internet origina  graves problemas económicos a los artistas y a las editoriales, u otras industrias relacionadas generalmente con el ocio. El hecho de que haya un número de personas considerable que descargue ilegalmente todo tipo de contenidos, supone una amenaza a la continuidad de la producción de los mismos, es lo que se nos repite hasta la saciedad. De esto, habría mucho que decir.

Sin entrar en las cuestiones legales y éticas que presenta está realidad, si me gustaría comentar algo basado en mi propia experiencia.

 En unas cuantas ocasiones han llegado a mi poder versiones digitalizadas de comics que me interesaban y que, por controlar un poco el gasto, no compraba en su momento. Como en todo, unos eran de mi gusto y otros no.  ¿He causado un perjuicio a su autores al leerlos de esta manera? Deja que termine de contarte la historia.

Uno de esos comics fue  Battler Britton, de mi admirado Garth Ennis y Colin Wilson en la parte gráfica. Es una historia ambientada en la II Guerra Mundial; una unidad aérea aliada opera en el norte de África enfrentándose a las dificultades que ocasiona el tener que combatir contra un ejército enemigo superiormente equipado. El tema es que comencé a leerlo en el ordenador y, tras dos capítulos, me quedó muy claro que este cómic tenía que acabar engrosando mi ya bien nutrida colección. Dejé de leerlo hasta que lo encontré en papel así que, lo que ocurrió fue todo lo contrario que  cabía esperar en un primer momento.

Compré un cómic que, en  principio, no tenía intención de comprar y, en cuanto a aquellos que empecé a leer pero que no me gustaron, me supuso un ahorro importante al evitar que comprará algo de baja calidad.

Esto no ha sido un caso aislado. La serie Ultimate Spiderman (volumen 1) la leí en el ordenador pero, al igual que antes, si el tebeo es de calidad, la consecuencia ineludible es que acabar comprándolo. Y en eso estoy ahora. Adquiriendo los números actuales y antiguos de algo en lo que, de otra forma, nunca hubiese gastado mi dinero.

Juzga tú mismo. Si de verdad se pretende una mejora en la industria traducida en un aumento de ventas, será mejor que dejen de culpar a unos y a otros de una realidad que tiene más que ver con los excesivos precios de portada que con otra cosa.


Una vez un amigo y colega me dijo que él siempre había sido amigo de los tebeos hasta que los tebeos dejaron de ser amigos suyos, refiriéndose a este aspecto. Los señores empresarios responsables de los precios y otras decisiones, deberían tener muy en cuenta que vender más barato equivale a vender a más personas y, por tanto, a la consecución de mayores beneficios. Esto lo sabe mi niña de seis años, que no posee ningún tipo de conocimientos sobre el funcionamiento de los mercados, ni tiene idea de qué son la oferta y la demanda. Seamos un poco más sensatos; no es tan difícil.

viernes, 13 de julio de 2012

Previous (again)

Otra primicia para los amables seguidores de este blog. Como ya sabéis, es mi intención que disfrutéis del privilegio de ver antes que nadie las tiras de mi humilde criatura: Manolín. He encontrado esta manera de presentar los trabajos que  creo les da un aspecto más envejecido y  un poco retro. Contadme si os gusta más o menos, por favor. Vuestra opinión es importante para mí.


jueves, 12 de julio de 2012

La Caja de Pandora.

Conan el Bárbaro, por John Buscema y Tony de Zuñiga.

Aunque en casa tengo alguna lámina dedicada y alguna que otra copia de páginas excepcionales, nunca he llegado a adquirir ningún original. Y no porque no haya tenido ocasión, como puedes imaginar. Entonces,...¿quizá por el precio? Tampoco, aunque algunos de los que han estado a mi alcance tenían precios auténticamente prohibitivos.

Johna Hex; arte de Tony de Zuñiga.
No. La cosa está relacionada con esto último, pero no es exactamente eso.Recuerdo un Expocómic, al que estuvo invitado Tim Sale, donde pude haber comprado una página de Batman por 60 €. Una ganga, ¿no? O también en un Expocómic, esta vez el más reciente, en el que el mismísimo Tony de Zuñiga, que en paz descanse,  me mostró una selección de su obra. Esa vez fue la que más cerca estuve de saltarme esta prohibición autoimpuesta de no adquirir originales. La página era bonita; King Conan. Él ponía la tinta y John Buscema los lápices.Pero como ya te he dicho, me resistí.

¿Cómo es posible, sabiendo lo que me gustan estas cosas?La razón es bien sencilla: miedo a mi mismo. El día que abra esa puerta estoy seguro de que seré incapaz de cerrarla.Una cosa es comprar unos  tebeos todos los meses y otra bien distinta dedicarle una ingente cantidad de dinero a la adquisición de obras de arte. Ya te digo, amigo. Miedo, mucho miedo.
Impresionante obra de Tim Sale.


martes, 10 de julio de 2012

Discusiones Acaloradas.

Aquí os dejo un pequeño montaje del episodio nº 20 de la 2ª temporada de "Big Bang Theory".En él, vemos lo que sería una típica discusión entre fans en el ámbito, por ejemplo, de una librería de comics, aunque no sea éste el caso. Por citaros dos ejemplos reales, yo mismo emprendí un "diálogo" con cierto aficionado que muchos de vosotros conoceréis, Pedro Angosto, porque se empeñaba en defender que el éxito de Predicador residía en la cantidad de tacos que utilizaba su guionista

video

Otra "charla acalorada" se produjo también hace unos años cuando dos fans afincados en Granada pugnaban por el último  nº 5 de X-Men (Claremont y Lee), que quedaba en Flash Joven . Desafortunadamente, aquel mes disponía de muy pocos ejemplares de esta serie, que por aquel entonces estaba en lo más altodel ranking de ventas, estando a punto de llegar a las manos. Bochornoso, pero real como las cacerías de los leones del Serengeti.

lunes, 9 de julio de 2012

A Dios también le gustan los comics.

Hola, de nuevo. Vuelvo de San Sebastián de unos ejercicios espirituales (no, no se me ha ido la cabeza). Las últimas entradas las había dejado programadas para que no notaseis mucho mi ausencia, pero ya es hora de volver al "riguroso directo" (o casi). Sé que la calidad gráfica no es precisamente excepcional (o sí, si somos rigurosos en el significado de esta palabra), pero el mensaje bien merece un espacio, aquí y en otros de más audiencia. Espero que os guste y os haga reflexionar un poco.


sábado, 7 de julio de 2012

Lo que no debe hacerse

Cuando das el paso (en mi caso modesto) de hacerte profesional descubres la  dura realidad de las fechas de entrega que a menudo te obligan a terminar tu trabajo sin que estés enteramente satisfecho. De lo peor que esta espada de Damocles me ha obligado a hacer es utilizar una misma tira cambiando el gag. Durante dos años y medio, me vi abocado a esto en dos ocasiones. Aquí las tenéis.

jueves, 5 de julio de 2012

La Paciencia del Fan


Una de esas lecturas que recuerdas de tu infancia, que  hace que evoques tiempos, mejores no sé pero sí más fáciles, es Kamandi, del genial Jack Kirby. Aquella edición tan chiquitita que nos brindaba Nóvaro, no demasiado buena, sobre todo por la traumática traducción mexicana que todavía hoy en día  me pone los pelos como escarpias, nos permitió a los aficionados españoles descubrir ésta y otras colecciones de DC por un precio, eso sí, tan reducido como su tamaño.

El caso es que pudimos disfrutar de las aventuras del último hombre en la Tierra donde, tras "El Gran Desastre", una catástrofe de naturaleza nurclear, originada por la estupidez de los hombres, concedía la supremacía evolutiva a otras especies animales (tigres, gorilas, lobos,...) con características antropomórficas. Kamandi tenía que luchar día tras día por la supervivencia y aprender a sobrellevar el sentimiento general de soledad que innundaba su persona y le llevaba a embarcarse en grandes y peligrosas aventuras en las que, ocasionalmente, parecía encontrar algún miembro de su especie con las características intelectuales no mermadas.

La influencia de películas como El Planeta de los Simios era patente en la serie y proporcionaba al lector una oferta diferente y de calidad, alejada del tradicional universo superheroico.

El problema para mí, como siempre, residía en el fatídico departamento de distribución de la época, que torturaba a aquellos fans que, como yo, no teníamos la suerte, en estos menesteres, de vivir en una capital. Pero no se puede subestimar  la determinación de un aficionado.Con más corazón que medios, estaba resuelto a esperar lo que fuese necesario para atesorar la magia recogida en aquella colección. Tuve que hacerlo durante más de veinte años, pero al final, pude hacerme con esta auténtica joya del noveno arte aunque, esos sí, nuevamente la edición  no hiciera justicia a semejante prodigio.

martes, 3 de julio de 2012

Watchmen Motion Comic: Otra Manera de "Leer" el Clásico.



No os lo comento. Echadle un vistazo y contadme vosotros.

lunes, 2 de julio de 2012

...Siempre podemos contar con Los Muchachos.


¿Quién vigila a los vigilantes? Cualquiera que conozca un poco este mundillo, reconoce enseguida la referencia a la inmortal obra de Alan Moore y Dave Gibbons: Watchmen. Otro monstruo de la historieta nos da la respuesta en una de sus últimas obras: The Boys. En ella, y a pesar de habérmelo negado de forma explícita hace unos años en Barcelona, Garth Ennis da rienda suelta a su animadversión por los superhéroes. 

Si por azares de la vida nos viésemos obligados a convivir con la amenaza potencial de unos individuos capaces de erradicar toda nuestra especie, The Boys sería la última esperanza de la Humanidad.  Éste es el presupuesto de la serie que nos propone el creador de Predicador y que, como viene siendo habitual, no está exenta de grandes dosis de sexo, mentiras y, en este caso también, cintas de vídeo. El Carnicero y sus muchachos no van a permitir que un puñado de chalados dejenerados en mallas campen por sus respetos sin un mínimo de control. Así  que, ándate con ojo porque, si has pensado poner tus habilidades especiales en servicio de la verdad, la justicia y el estilo de vida americano recuerda que "un gran poder conlleva la certeza de que te convertirás en un cabrón" . Los Muchachos te vigilan.

domingo, 1 de julio de 2012

Precios prohibitivos.

 Un día de estos tendremos que hablar más a fondo de la cantidad de dinero que mueve la industria del cómic. De momento, os dejo una noticia aparecida en Cuatro sobre lo que un fan está dispuesto a pagar por un original.

¡1'3 Millones de euros por esta portada!
http://www.elcomercio.es/videos/mas-noticias/ultima-hora/1670911309001-portada-original-tintin-america-vale-millones-euros.html